Resultados de Motor de Búsqueda

miércoles, 17 de diciembre de 2008

El Nuevo Culto: la exaltación a Rómulo Betancourt

EL NUEVO CULTO: LA EXALTACIÓN DE RÓMULO BETANCOURT

Decía el extraordinario historiador mexicano Carlos Aguirre, que la historia que se produce hoy en día es profundamente descriptiva, empobrecida y acrítica, basada en la exaltación del héroe. Esa exaltación en la historia de Venezuela ha tenido como epicentro tradicionalmente a Bolívar, sin embargo asistimos en la actualidad a una nueva construcción de la historia-héroe. Y eso se explica por el hecho que la aproximación planteada hacia Bolívar lo aleja del uso exclusivo de las élites de poder y lo vuelve un instrumento del contrapoder popular, por ello Bolívar ya no es tan útil y debe ser sustituido. La sustitución ha sido planteada a través de la analogía de un nuevo héroe, instrumentador de un orden considerado fantástico: Rómulo Betancourt y la democracia representativa. Sus activadores y ejecutores son un conjunto de profesores universitarios, de gran respeto y consideración, pero que hoy se suman a un accionar eminentemente ideológico que propende a relanzar la democracia o un modelo particular para contraponerlo con lo que se construye.
No criticamos eso, lo que criticamos es que al hacerlo van en contracorriente de lo que escribieron en su carrera académica. Nos recordamos al leer la defensa de Betancourt que hacen, de las críticas que proponían en varios de sus textos al culto a la personalidad. Uno de esos autores decía en su Culto a Bolívar – obra clave de la nueva historiografía venezolana- que el héroe había sido una excusa para justificar la represión y la dominación. Con Betancourt ocurre exactamente lo mismo. Al pretender presentarse a Rómulo como el padre de la democracia, se busca con ello crear una base antropológica de sumisión, pues los hijos le “deben” obediencia y respeto a sus padres. Sí Betancourt es el “padre de la democracia”, todos debemos obedecerle y aceptar sus acciones, aun estando equivocadas. Cuando desde la Fundación Rómulo Betancourt se inicia un conjunto de publicaciones destinadas a exaltar su figura, su papel en la Semana del estudiante de 1928, sus escritos como las Huellas de la pezuña, el Plan de Barranquilla, se pretende con ello crear – tal como se hizo con Bolívar- una perspectiva de predestinado, de hombre preclaro y con ello borrar el hecho cierto de la inhumana represión que adelantó, de la traición a la búsqueda de mejores condiciones de vida en democracia, mediante una asociación estratégica con el gran capital. En fin, Betancourt fue un hombre y como tal sus desaciertos forman parte de su vida, pero se pretende presentarlo como un semi-dios al que debemos la democracia y con ello se desconoce el camino andado de conquista de reivindicaciones que hicieron posible la democracia en el siglo XX.
Se trata, sin duda, de plantear y desconocer el largo camino histórico que se inició desde finales del siglo XVIII en la Capitanía General de Venezuela, para avanzar en el reconocimiento de la ciudadanía, en su expresión inicial como reconocimiento de acceso al espacio público; y posteriormente en los siglos XIX y XX, la construcción de la ciudadanía social y política, entendida la 1era como acceso a la educación, la salud, el respeto a las diferencias étnicas.
La manipulación es obvia: la democracia es obra y gracia de Betancourt y el Pacto de Punto Fijo – que cumplió 50 años- por ello debemos elevar nuestra voz y nuestra pluma para desenmascarar esta estrategia. La democracia es una conquista que parte desde el siglo XIX y que tiene que ver 1ero con el reconocimiento de la participación y el autogobierno, y que después se enriquece en la mitad del siglo XIX con el debate acerca de los derechos políticos y sociales que se incorporan en la constitución de 1864, una de las más liberales y que se extiende por toda la 1era mitad del siglo XX, a través de una lucha contra el pensamiento positivista que sostenía que los venezolanos no estábamos capacitados para vivir en democracia, dado nuestra composición racial. Todo ello se suma y va construyendo las condiciones del cambio histórico, por ello nuestra indignación cuando se pretende construir un nuevo culto: el Culto a Betancourt.
Ese culto al nuevo héroe contemporáneo, se plantea lógicamente como una contra respuesta a la personalidad carismática de Chávez. No hay duda que el propio proceso bolivariano tiene sus propios referentes simbólicos y que la oposición no ha logrado minimizar; por ello se justifica recurrir a la figura de Betancourt para contraponerla a la idea y representación carismática de Chávez. Sin embargo, tiene las mismas similitudes con el Culto a Bolívar y por ello señalamos contundentemente esa iniciativa. Hoy se pretende sembrar un nuevo héroe, cuando más bien es un antihéroe. Betancourt aun tiene pendiente su balance con la historia y eso no debe ser olvidado. Las bases de burocratismo, clientelismo y amiguismo que tanto se critican en este gobierno, fueron sembradas con Betancourt y se institucionalizó una manera de hacer política que derivó en una progresiva pérdida de la vida democrática. Cuando se pretende exaltar el programa betancuriano como salida a la crisis se comete un exabrupto histórico, pues ese programa generó represiones, distorsiones y retrocesos al proceso democrático, que aun hoy deben ser analizados y debatidos. La nueva historia, esa crítica que rehúye al análisis fácil se construye sobre la interpretación comparada y el compromiso intelectual, en ella militamos, en esa nos movemos, por eso como contrapartida a esa historia de héroes aplaudimos la iniciativa del Centro Nacional de Historia (CNH) de hacer una historia del pueblo.

Dr. Juan E. Romero
Historiador
Juane1208@gmail.com
14/12/2008

1 comentario:

Walter Cerquone dijo...

Dr. Juan. E. Romero

Estoy de acuerdo con muchos de los aspectos que plantea en su artículo.
Considerando al igual que usted que la idiosincracia del venezolano es bastante característica, el convertir en héroes a los hombres, en mesías y salvadores, es algo que ha sido muy común en nuestra historia.
El caudillismo ha sido un fenómeno que ha influido mucho, siempre han surgido liderazgos que han logrado mover a grandes cantidades de personas dentro de la población; Líderes que prometían cambio, revolución, avance, y el pueblo en su búsquda de alguien que los saque de la miseria y las condiciones precarias que vive y crece en ellos, les concede todo el poder y definitivamente no hay nada mas peligroso que el poder que enferma y corrompe a los hombres, sobre todo en un país como Venezuela, donde la función controladora siempre ha resultado tan deficiente.
Coincido también con usted, cuando dice, que la figura de Romulo Betancourt ha sido exaltada como "el gran padre de la democracia", y como un héroe, cuando no ha sido más que un hombre que realizó tanto buenas labores en el gobierno como grandes errores.
Ahora, es innegable, que el ex Presidente Romulo Betancourt, fue un gran paso consolidador de la democracia, que representó en Venezuela valores que se creían perdidos, (con muchos errores es cierto, pero dentro de los gobiernos que hemos vivido, fue uno de los mas eficientes. Puede ser que lo "menos malo", lo estamos viendo bueno, y provablemente esto también sea un error, pero quizas solo queremos aferrarnos a que en algún punto, de nuestra historia existió algo bueno para así, tratar de recuperar algo y o buscarlo por primera vez.

Cuadro de Búsqueda

Búsqueda personalizada

Redalyc Buscador de Artículos

Album Juan Romero

PÁGINA PERSONAL DEL DR. JUAN EDUARDO ROMERO

DR. JUAN EDUARDO ROMERO (VENEZUELA)

Historiador, especialista en procesos políticos contemporáneos de América Latina. Docente e Investigador de la Universidad del Zulia en Venezuela. Profesor invitado en España, Francia, Italia, Colombia, Brasil, Nicaragua, Argentina, Ecuador, Cuba, México, Costa Rica. Investigador Nivel II del Programa de Promoción al Investigador (PPI) del Ministerio de Ciencias y Tecnología de Venezuela. Teléfonos (58) 261 7596253 (telfax oficina). (58) 4126543075 ( móvil). Correo electrónico: juane1208@gmail.com

Blogsfesores

La Doctrina de Seguridad de los EEUU y su impacto en Latinoamérica.


En Ubeda, España 2005

Programas Políticos e Historia en el siglo XIX venezolano

En Barcelona, España (2005)

En Barcelona, España (2005)

Foro sobre la reforma constitucional. IUTM Septiembre 2007

Las Operaciones en la Investigación Historiográfica

Simposio Venezuela después del 3 de diciembre 2007

Simposio Venezuela después del 3 de diciembre 2007

Datos personales

Mi foto
Maracaibo, Estado Zulia, Venezuela
Doctor en Historia Social y Política Contemporánea. Profesor de la Universidad del Zulia, Venezuela. Especialista en Historia Contemporánea de América Latina. DEA en Gerencia Política y Gobernabilidad. Autor de más de 35 artículos sobre procesos políticos. Co-autor de seis Textos sobre Proceso Socio-político en Venezuela. Teléfono Telfax (58) 261 7596253, móvil (58)4126543075. E-mail: juane1208@gmail.com

En la frontera con Colombia (Guajira venezolana)

En la frontera con Colombia (Guajira venezolana)

VideoBar

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.

Foro sobre la Reforma Constitucional (IUTM octubre 2007)

Foro sobre la Reforma Constitucional (IUTM octubre 2007)

Sistema Político. Comportamiento Político y participación

Actividad de Campo en urumaco (Edo. Falcón)

Actividad de Campo en urumaco (Edo. Falcón)
Foto con un grupo de alumnos de Historia en el Edo. Falcón

Foro sobre la reforma en el IUTM (Maracaibo) Octubre 2007

Historiografía. Clase Nº 1

En el Cerro Niquitao (Trujillo 2007)

En el Cerro Niquitao (Trujillo 2007)

En Castilletes (Frontera con Colombia)

En Castilletes (Frontera con Colombia)
Foto desde el Hito Nº 1 con el Profesor Wualter Velez de la Universidad del Zulia. Castilletes